Venados vs Alebrijes

Cortesía de Dirección de comunicación Venados FC

Otra vez se les escapó el triunfo a los Venados de Yucatán, que le jugaron inteligente a los Alebrijes de Oaxaca y en los últimos dos minutos recibieron el gol que significó el 1-1 en la jornada 12 del Apertura 2018 del Ascenso MX.
Con un golazo de Leandro Navarro y una anotación de Sergio Nápoles al 88’, Ciervos y oaxaqueños sellaron un empate que le sirve menos a los yucatecos.
El encuentro entre ciervos y Alebrijes tenía un significado que trascendió el futbol, pues inició en el Día de la Lucha contra el Cáncer de mama y el equipo de casa salió ataviado con un uniforme alternativo para conmemorar la efeméride.
Venados cargaba con un llamado a la consciencia en la espalda. Las dorsales con los números y nombres en color rosado eran un grito de guerra contra el cáncer de mama en el día de la lucha contra este padecimiento.
Los de casa comenzaron a tambor batiente y en dos minutos ya habían tocado a la puerta de Carlos Velázquez. Sin embargo, con el correr del cronómetro los oaxaqueños equilibraron la balanza y buscaban por altura a Luciano Nequecaur.
Con 15 minutos en el reloj el control de la pelota era de los Alebrijes y su banda derecha era el carril por donde encontraban más claridad.
Y cuando el panorama lucía desalentador para los muchachos de Joel Sánchez llegó la pierna privilegiada de Leandro Navarro. 
La escena fue de esas que se quedan para siempre en la memoria y de sabor dulce en el paladar. Leandro recuperó un balón en tres cuartos de cancha. Arrastró unos metros y sacó un bombazo al centro de la portería.
La potencia le nubló la vista y la colocación a Velázquez y estremeció la red para abrir el marcador en el Iturralde. La algarabía en la grada y la sonrisa, en la boca del ‘Tiburón’ Sánchez.
A la media hora del partido Jahir Barraza tuvo para clavar el segundo gol. Un contragolpe de vértigo y con superioridad numérica que sin embargo el punta ciervo no pudo concretar y su disparo se estrelló en Daniel Cervantes.
Alebrijes tenía la pelota y Venados, el peligro. Barraza se encontró con otra oportunidad para crecer el marcador, pero una vez más el gol se le escapó por encima del travesaño.
Al 38’ Adán López le pegó un manotazo en la cara a Alejandro Berber y se adueñó del primer cartón preventivo del encuentro.
El tiempo de juego se extinguió y comenzó el de descanso. Momento para reunificar estrategia y armar la estrategia ara la segunda parte.
Para el complemento del partido salieron los mismos hombres y en apenas un minuto Juan José Miguel recibió tarjeta de amonestación por una falta sobre Adán López. El cobro de esa falta fue intrascendente para la meta de Navarrete.
Guajardo, al 50’, fue el segundo amonestado de los ciervos tras un choque con el argentino Nequecaur.
La banda derecha de Alebrijes seguía siendo su zona más peligrosa a la ofensiva y los yucatecos apostaron por equilibrar la balanza y lanzaron a Berber como lateral ofensivo para preocupar a la zona baja del rival.
El técnico visitante Ricardo Rayas ajustó su esquema por la lesión de Adán López. Ingresó el jugador Sergio Nápoles. ‘El Tiburón’ hizo lo propio y metió a Ían Arellano en sustitución del mediocampista Juan José Miguel.
Cinco minutos después, al 22’ Jerónimo Amione le cedió su espacio en el pasto a Flavio Santos. Rayas no estaba dispuesto a dejar los puntos en el Iturralde.
Navarrete también tuvo oportunidad de lucirse con un manotazo que mandó a tiro de esquina un disparo a quemarropa de Alfonso Sánchez, que ya saboreaba el gol. Fue la atajada más espectacular, pero no la única.
Otro cabezazo a pocos metros obligó al guardameta local a emplearse nuevamente a fondo para quitarle, una vez más, la anotación a los Alebrijes.
Fueron dos jugadas que sólo la felina reacción de un arquero con experiencia pudo solventar a favor.
Al minuto 78 Venados movió nuevamente las piezas de su tablero de ajedrez. Valkennedy por Guajardo.
Y cuando el partido contaba sus últimos cinco minutos llegó Sergio Nápoles y de forma atropellada remató una pelota que se le escabulló entre las manos a Armando Navarrete. Era el empate en el marcador y la desilusión en la grada.
Ya en tiempo de compensación, el defensor Braian Molina se sumó al ataque y estrelló un cabezazo en el travesaño.
Ya sin interrupciones en el calendario Venados regresa a la actividad futbolera el próximo domingo 28 de octubre cuando visite a Leones Negros de la Universidad de Guadalajara en el estadio Jalisco en la perla tapatía.
Este partido será el último de la jornada 13 antes de que Venados reciba a los Dorados de Sinaloa de Diego Armando Maradona el próximo 2 de noviembre en el estadio Carlos Iturralde Rivero de Mérida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *