“ REBAÑO SANGRADO”

Por: Rafael Moreno/Contragolpe
Twitter : @rmorenoimagen

Chivas continúa de capa caída, mantiene su mala racha, y aún jugando bien, los resultados no acompañan al equipo más popular de México, hasta el momento ocupan la penúltima posición de la tabla general y los números no reflejan el funcionamiento en la cancha del conjunto tapatío, que considero no ha sido del todo malo.

El hecho de verse adelante en el marcador y debido a desatenciones defensivas, posteriormente ser superados por su rival, es una película que en el seno rojiblanco ya se saben de memoria, la fragilidad defensiva de los dirigidos por José Saturnino Cardozo es preocupante, sumado  a la falta de contundencia que ha aquejado a Chivas desde el pasado reciente.

Es comprensible qué ante la mala racha en materia de resultados, la forma catártica que encuentra la afición para desahogar su frustración por el mal momento del equipo es a través de reproches hacia la cúpula rojiblanca.

En esa lista de dirigentes agraviados, José Luis Higuera ocupa el sitio de privilegio para las recriminaciones, el CEO del Club Deportivo Guadalajara, es el principal señalado por parte de los seguidores, pues siguen sin olvidarse del entrenador que los sacó del olvido para colocarlos en lo más alto, hablándoles al tú por tú a los poderosos como Tigres, Monterrey y América.

El principal error de Higuera desde mi punto de vista, más allá de la salida del entrenador argentino, es el ausentismo del cual hace gala actualmente, es decir, no ha sido capaz de dar una explicación digna a los millones de aficionados que apoyan al rebaño y gracias a los cuales el señor cobra un sueldo millonario, del cual a título personal, calificó como inmerecido respecto a la pobre imagen que da el club actualmente.

En este espiral de malas decisiones, José Cardozo es el menos culpable, a él le dieron un equipo herido en lo anímico y remendado en lo futbolístico, que sufrió bajas relevantes y no alcanzó a incorporar a jugadores que hicieran recobrar la ilusión.

Ante este escenario, lo que le queda al otrora goleador guaraní, es recuperar al plantel en la idea táctica que hasta hace poco tiempo los tenía posicionados como un equipo que respetaba su esencia ,  con el buen trato de pelota, las transiciones cortas al ataque y el sacrificio de sus volantes.

De a poco, el paraguayo lo va logrando, los puntos en el certamen no le han hecho justicia, sin embargo, hoy más que nunca Chivas no puede atentar contra su ideología, porque esas mismas lo han hecho el más grande de México, y la constancia y convicción en ellas lo devolverán a los primeros puestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *