“Osorio, ¿De loco a genio?”

Por: Rafael Moreno/Contragolpe
Twitter : @rmorenoimagen

A partir de las 12 del día del domingo 17 de junio,  cuando se consumó el triunfo de México ante la campeona del mundo Alemania, las dudas se convirtieron en elogios y la figura de Juan Carlos Osorio alrededor de la selección mexicana de fútbol creció exponencialmente en función del resultado más importante de un representativo nacional en copas del mundo.

Hay que decirlo, desde el minuto 1, el Estadio Luzhniki de Moscú, se convirtió en una sucursal de nuestro balompié, y los tricolores en la cancha se sintieron cómodos con el entorno. México jugó por nota y fue victimario en lugar de víctima, como ocurre en los mundiales, los nuestros se crecieron. Con el paso del tiempo, volvió a la mente de muchos paisanos, el recuerdo de aquella tarde en Fortaleza, cuando los aztecas sucumbieron ante Holanda, sin embargo, alcanzó para reescribir la historia y dar un golpe de autoridad.

La principal virtud de México, creo fue la perfecta lectura de partido que realizó Osorio, que si bien aguantó tres años de crítica, luego de llevarse los tres puntos en el debut, no queda más que darle crédito y reconocerle, la confianza que tuvo ante su ideología pese a las tormentas de 7-0 en contra de Chile en la Copa América Centenario y el encuentro de semifinales con Alemania, que pierde por 3 a 1, pero sobre todo, es digno reconocerle su capacidad de convencimiento en los jugadores, valor fundamental en cualquier técnico. No hay que echar campanas al vuelo, se logró lo inimaginable, se hizo el milagro, ahora el reto y el obstáculo de México es el mismo.

Porqué digo esto? Basta remontarnos a Sudáfrica 2010 ante Francia, en el cual el combinado que comandaba Javier Aguirre, superó a los galos por 2 a 0, posterior al triunfo, se pensaba que podían terminar como primeros de grupo, solo faltaba imponerse a Uruguay para conseguirlo. México cayó por la mínima diferencia y terminó en el segundo puesto, el rival fue Argentina y nos mandó a  casa con un contundente marcador de 3 goles a 1.

Es lógica la efervescencia que se percibe después de un resultado tan categórico, pero, ¿Cómo hacer que la afición no sueñe, no construya castillos en el aire? Algo prácticamente imposible en una sociedad habida de éxitos en el deporte que más los apasiona.

La asignatura pendiente el sábado para medirse a Corea del Sur, considero que es mantener el nivel,la intensidad y no caer en excesos de confianza. Viendo a los asiáticos ante Suecia , parece que es una meta alcanzable pero nuestra historia marca que en momentos en los que en el papel somos superiores, las cosas se salen de control y es ahí donde en caso de sumar 6 puntos y asegurar la calificación a octavos, quedando pendiente el choque contra los vikingos, el estratega colombiano pasaría de estar loco a ser un genio, condición a la cual la distancia es muy corta. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar, sin duda Osorio sonríe y disfruta su presente.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *