Los jovenes mandan

Por: Rafael Moreno/Contragolpe
Twitter : @rmorenoimagen

No hay plazo que no se cumpla, y para Marcelo Michel Leaño llegó el día más esperado : debutar en la primera división, y lo hizo con autoridad. Necaxa superó con autoridad al América por 2 goles a 1, si, un técnico mexicano de 31 años, venció al equipo por algunos denominado el más grande de la Liga MX y a su colega, Miguel Herrera, que aún siendo un excelente técnico, ha ganado un título en 15 años. Leaño igualó esa marca en dos encuentros dirigidos con los Rayos.

Con tres cargos directivos a cuestas y un buen paso por la liga de ascenso, especialmente con Zacatepec, donde dejó un grato sabor de boca y puso en el mapa a los Cañeros, Leaño conoce el futbol en todas sus aristas.
Su devoción por las ideologías de César Luis Menotti y Johan Cruyff, lo hicieron despertar, le quitaron la venda de los ojos y le abrieron un abanico de posibilidades tácticas que Marcelo ansiaba explorar. En 2007, El Flaco, junto al preparador físico argentino, Fernando Signorini, adoptaron a Michel como uno de los suyos, lo involucraron en su día q día y descubrieron que a su corta edad (20 años), estaban ante un cado tan sorprendente como atípico, pero ilusionante a la vez.
Han pasado 11 años desde aquel vinculo, éste se ha fortalecido con el tiempo, y con esos cafés, esas tardes de asados, una tertulia futbolera en medio, Leaño forjó una identidad estratégica fiel y concreta:”Es más riesgoso no arriesgar que arriesgar”, premisa que hoy, es su bandera.
Su modelo de autoregulación, en el que el futbolista se gestiona a sí mismo, refleja la mentalidad atrevida del técnico necaxista. Falta mucho camino por recorrer, algunos estarán a favor, otros en contra, pero nadie puede negar que entrenadores así, no sobran en México, un país con un futbol, adelantado en infraestructura, pero aletargado y obsoleto en mecanismos y procedimientos.
Parece aventurado, predecir lo que sucederá, hay un hecho muy claro, el chip mental de la nueva generación de directores técnicos es otro, tiene ideas revolucionarias, metodologías distintas, coaching y psicología pero sobretodo agallas, atrevimiento, y la que para mí es la palabra clave: convencimiento hacia los futbolistas, ahí es donde el tapatío, tiene la batalla ganada, pues a través del afecto ha generado un entorno positivo, y eso se refleja, en identidad de juego y resultados.
Por supuesto que no todo es miel sobre hojuelas, pero lo único que conociendo a Marcelo, no cambiará, serán las formas, el planteamiento, la intención. Independientemente de colores y camisetas, es refrescante ver jóvenes que dignifiquen así su profesión, además, lo destacable es que sientan un precedente y siembran la semilla para las nuevas generaciones. El mundo es de los jóvenes, de los que se arriesgan y se atreven. Bienvenido a la jungla de la Liga MX Marcelo Michel Leaño, me queda claro que nos vamos a divertir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *