El futbol es todo menos violencia

Por: Miguel Ángel Velázquez

Desafortunadamente la violencia que se están generando en el fútbol mexicano no es de ahora estamos viendo actos con más frecuencia y eso es lamentable, pero todo tiene una raíz y esa hay que atacarla de fondo. Hace muchos años se pretendió para que en las gradas de los estadios hubiera más ambiente, los dueños de los equipos creyeron que esto les traería buenas consecuencias, ellos empezaron a generar barras copiando un poco del modelo sudamericano, y a mi parecer antes con el ambiente normal de las porras mexicanas estábamos  bien, pero los dueños creyeron que podían intimidar con las barras del equipo rival, y así podían hacer que su equipo creciera en el tema futbolístico, que eso no es cierto; pero poco a poco se fue implementando el tema de las barras en el fútbol mexicano, incluso muchas veces pagadas por los mismos directivos les daban boletos para entrar los partidos ya sea como local o visitantes e incluso en algunos casos les pagan el transporte para viajar.

Creo que se está saliendo de las manos y lo que se está viviendo hoy en día es algo lamentable para nuestro fútbol, que debería de ser solo lo que pasa dentro del rectángulo de juego más allá de ganar, perder o empatar lo importante es que este deporte sirva como ejemplo para las próximas generaciones, pero es lamentable no solamente por parte de las barras, es lamentable acudir a las canchas de fútbol amateur  donde juegan los niños y dónde también los papás están más preocupados por tratar de ofender al equipo rival, tratar ofender al árbitro, tratar de ofender al contrario más que que apoyar a sus mismos hijos, entonces sí esto de raíz viene mal imagínense lo que podemos esperar en un estadio donde hay ochenta mil personas;  esto se tiene que atacar de raíz, desde las bases, no debemos permitir que los papás vayan a las canchas a ver a sus hijos jugar y estén agrediendo; si vayan, que apoyen a su equipo más allá del resultado, el apoyo es importantes en el desarrollo deportivo de los niños y por otro lado en el tema profesional, evitar este tipo de manifestaciones y que nos demos cuenta que al final “el fútbol una de las cosas menos importantes de lo más importante”. Esto es un deporte señores, en donde tenemos que empezar a hacer “cultura deportiva” que todos estemos contentos de lo que esté haciendo, todos queremos que gane nuestro equipo; claro que lo queremos, pero no a costa de lo que sea, que gane dentro del rectángulo de juego y afuera poder compartir  la tribuna con con el contrario, como seres civilizados.

Es importante también que haya esa identificación con los colores, pero no llegar a los extremos ,  sobre los hechos ocurridos el fin de semana, los responsables tienen que estar en la cárcel, todo aquel que le haga daño otro ser humano, tiene que hacérsele justicia con mano dura, y no vaya a pasar que con “veinte pesos” salgan  de la cárcel porque si no se va a seguir repitiendo, y para ello tiene que haber un ejemplo claro, que sean fuertes, que se de un golpe en la mesa y que se diga que esto no está permitido y regresar a ese ambiente sano para que en las canchas hayan niños, haya familias, haya amigos y que asistas al estadio con tu pareja aunque ella le vaya al otro equipo, disfrutar de un buen partido y que acabando los noventa minutos se vayan todos contentos en su casa, tal vez unos tristes por la derrota pero al final del día contentos porque comparten algo hermoso que es el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *