«Cruda postmundialista, de vuelta a la realidad»

Por: Rafael Moreno/Contragolpe
Twitter : @rmorenoimagen
El mundial de Rusia 2018 nos acostumbró a ver, al menos y ser testigos de enfrentamientos a todo o nada, que se juegan más que tres puntos y que ponen en cada gota de sudor a un país, una bandera y millones de aficionados delante de una pelota y retratando una pasión.
Sin embargo, nada es para siempre y después de 64 partidos, la selección francesa, con Kylian Mbappé y Antoine Griezmann como sus líderes, le pasaron por encima a Croacia para conquistar su segunda Copa del Mundo. Didier Deschamps entró al grupo selecto de personajes que se adjudicaron el título como jugadores y entrenadores. Mario Zagallo y Franz Beckenbauer, lo hicieron con Brasil en Suecia 58 y con Alemania en Italia 90.
Después de vivir el éxtasis del fútbol de élite, toca regresar a nuestra realidad, al tercer mundo del balompié, en el cual existe la multipropiedad, no hay descenso, no hay arbitros de jerarquía y en el que un duopolio televisivo maneja los destinos de la liga y el seleccionado nacional, priorizando lo económico por encima de lo deportivo.
Si señores, la Liga MX está de vuelta. El Apertura 2018 tardará en arrancar, como cada certamen, veremos duelos cerrados, con pocos goles y donde probablemente lo mejor estará en las tribunas con los aficionados, que fieles a sus colores nunca pierden las esperanzas de ver trascender a sus equipos y sobretodo ver un crecimiento en el torneo.
Pareja o mediocre, lo cierto es que es nuestra y nos representa, después ya sabemos que es irregular, con un sistema de competencia que fomenta la mediocridad y directivos que son excelentes administradores de sus empresas pero incapaces para gestionar un equipo de fútbol, por su ignorancia en el tema.
Hablando del aspecto cancha, los favoritos son los de siempre. Tigres, Monterrey y América los candidatos. Santos Pumas, Cruz Azul y Toluca los animadores y el resto harán lo que puedan según recursos y circunstancias. Chivas es la gran incógnita, las malas decisiones de la familia Vergara, condenaron al rebaño a la autodestrucción de un proyecto que con Matías Almeyda caminaba solo, ahora con José Cardozo deberán reinventarse para sobrevivir este semestre, después el tiempo dirá quién tuvo la razón.
Ya pusimos los ingredientes que aderezan la ensalada llamada fútbol mexicano, una liga con más problemas que beneficios. La buena noticia es que eso no juega, y ahora todo queda en los pies de los futbolistas, los protagonistas que nos callarán la boca o nos darán la razón. Bienvenido Apertura 2018, haz tu parte y entréganos emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *